Animación-review | Avatar: la leyenda de Aang

¡Hola, queridos lectores!

Hoy va a ser la primera vez que escribo desde que reformulé el diseño del blog. Por ello, no había informado antes de forma oficial, aunque a la vista está.

Y antes de empezar tenía una noticia que dar: estoy liada mudándome de casa y justo acabo de pedir el traslado de la línea de internet. Eso significa que en tres días me cortarán la conexión, y hasta dentro de más o menos dos semanas no podré volver a acceder a WordPress. Con lo cual, lo más probable es que me tire todo este tiempo sin poder publicar nada 😦 (aunque intentaré escaparme a casa de mi amiga para robarle el wifi).

Dicho esto, la entrada de hoy se va a desviar tímidamente del contenido usual de El escondite de Kagura. Y digo tímidamente porque, aunque la serie a reseñar no sea propiamente de producción nipona, se trata de una animación. Es más, muchas veces he leído confusiones en este sentido, de personas que creían que Avatar: la leyenda de Aang era un anime. Pero no señores, y ciertamente para los más instruidos en la materia, es fácil identificar las diferencias.

¿Y porqué voy a escribir sobre una animación norteamericana? Pues porque Avatar es una de mis series favoritas de todos los tiempos, y no quería dejar de hablar de ella sólo porque no fuese de origen japonés.

¡A por ello!


Title

Creadores Michael Dante DiMartino / Bryan Konietzko · País Estados Unidos · Año (s) 2005-2008 · Capítulos 61 ep. / 3 temporadas · Géneros fantasía, acción, aventura, drama

Sinopsis

Al inicio de cada capítulo, Katara, una de las protagonistas de Avatar, siempre resume el contenido de la serie con las siguientes palabras (he creído bastante oportuno usarlas de sinopsis): “Agua, tierra, fuego, aire. Hace mucho tiempo, las cuatro naciones vivían juntas en armonía, pero todo eso cambió cuando la nación del fuego atacó. Sólo el Avatar, maestro de los cuatro elementos, podía detenerlos, pero cuando el mundo más lo necesitaba, desapareció. Han pasado 100 años, y mi hermano y yo hemos descubierto al nuevo Avatar en el maestro del aire Aang. Y aunque domina el control del aire, tiene mucho que aprender antes de poder salvar a nadie. Pero yo creo que Aang puede salvar el mundo”.


Preludio

Avatar: The last Airbender, conocida en España bajo el nombre de Avatar: la leyenda de Aang, es una serie producida por la cadena de televisión Nickelodeon, cuyos estudios centrales se localizan en California. Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko fueron las mentes precursoras de esta serie, y al mismo tiempo se posicionaron como productores ejecutivos. Se estrenó por primera vez en Estados Unidos durante el mes de febrero de 2008, y más de medio año después, se retransmitió por el resto de América, alcanzando un éxito y una popularidad desmedidas.

Kill me, please

La serie fue adaptada a la gran pantalla en 2010, con el título The Last Airbender. Desafortunadamente, tanto el elenco como la ambientación de la película y algunos de sus efectos especiales resultaron ser un fracaso, o al menos es así como lo consideran sus fans. Como dato curioso, en la serie animada, los habitantes de las tribus del agua son de piel mestiza, mientras que los de la nación del fuego tienen la piel clara. Pero en la película, se invirtieron los papeles, y todos los de la tribu del agua eran blancos, mientras que se escogieron actores indios y de etnias con la piel más oscura para interpretar a los personajes de la nación del fuego. ¿Coincidencia? 

Historia

234418

Avatar se desarrolla en una dimensión ficticia donde los humanos pueden desarrollar habilidades de control de los elementos. El universo de esta serie se divide geográficamente según el mapa que podemos ver encima de este párrafo. Las cuatro naciones se corresponden cada una con un elemento: los nómadas del aire, las tribus del agua, el reino de la tierra y la nación del fuego. Como es posible entrever por esta nomenclatura, unas naciones se sitúan en estadios más evolucionados o, por así decirlo, socialmente estructurados. Es decir, tal y como yo lo veo, los nómadas del aire se desarrollarían en ambientes más propios de la época prehistórica de nuestro mundo, con lo cual serían más rudimentarios y vivirían con menos complicaciones sociales. Después, les seguirían las tribus del agua, correspondientes a tribus indígenas de las zonas gélidas que se han quedado estancadas en tiempos históricos anteriores. Siguiendo el “progreso” (odio esta palabra, pero me cuesta definirlo de otra forma) de la humanidad, los reinos se conformaron en época medieval, y desaparecieron con la llegada de las naciones, cuyas estructuras eran más complejas y parecidas a las actuales.

¿Por qué os estoy soltando este rollazo sobre historia? Pues precisamente porque considero que dicha nomenclatura no es fortuita. No se deja nada al azar, puesto que la nación del fuego, a pesar de ser la más compleja, posee grandes aspiraciones imperialistas (que podrían compararse con las de la Alemania nazi, pues pretende anexionarse el resto de naciones e imponer sus ideales). Los nómadas del aire viven sin entrometerse en las cuestiones ajenas, y habitan parajes naturales que podrían asemejarse a los retiros espirituales de los budistas (realmente, los nómadas parecen sacados de dicha religión).

Esto es mucho más que interesante, porque desde un principio plantea un tipo de sociedad muy bien delimitada por sus diferencias que no sólo radican en el hecho de controlar elementos distintos. De esta forma, y una vez esbozado el funcionamiento del mapa, existen al mismo tiempo usuarios de la habilidad de control, y personas que nacen sin dicha capacidad. El mundo había funcionado en equilibrio, hasta que un día la nación del fuego decide desatar sus aspiraciones imperialistas y emprende una campaña para someter al resto de naciones con tiranía y crueldad. La única persona capaz de detener su avance es el Avatar, un ente capaz de controlar los cuatro elementos y que se va sucediendo cada vez que perece el anterior. No obstante, el regente de la nación del fuego encuentra vía libre ante la ausencia del Avatar, desencadenando así un trágico episodio.

avatarstuckinice100 años han transcurrido, y los soldados de la nación del fuego han conseguido conquistar medio mundo. Los nómadas del aire están al borde de la extinción, la tribu del agua del sur prácticamente ha sido sometida, mientras que la del norte resiste por su clima y su unidad, y el reino de la tierra, a pesar de ser el menos diezmado, se encuentra en una ardua guerra contra la nación del fuego, jugando con la ventaja de poseer una capital inexpugnable. Cuando parece que la esperanza de la humanidad está desapareciendo por momentos, Katara y su hermano Sokka, dos habitantes de la tribu del agua del sur, encuentran congelado al Avatar, un niño de 12 años llamado Aang que había quedado atrapado en una ventisca, y cuya desaparición había sumido al mundo en una profunda oscuridad.

Es entonces cuando la historia comienza, y vamos descubriendo poco a poco los cimientos que sustentan la sociedad del universo Avatar. Cómo se construyen las múltiples naciones, cuál es el papel del Avatar en el mundo, qué ha sucedido durante los 100 años que ha durado la guerra, los distintos episodios sangrientos que se han desarrollado y que conciernen plenamente a Aang, y la misión que deberán llevar a cabo los protagonistas y los antagonistas, que cada vez serán más. A pesar de que en un principio pueda antojarse una serie bastante infantil (le concedo parte de razón, porque algunos episodios son claramente para niños), su trasfondo me parece muy adulto. Un niño no sería capaz de establecer la analogía que más arriba os he contado. Tampoco podría comprender el sufrimiento escondido entre bambalinas, ni las estrategias que deben dibujarse en la guerra.

Considero que los creadores se han inspirado parcialmente en la Segunda Guerra Mundial, y han querido caracterizar a la nación del fuego como la Alemania nazi. Eso un niño no alcanzaría a entenderlo. De esta forma, aunque veáis algunas escenas un poco fuera de lugar, deberíais darle una oportunidad. Para mí sucede algo muy parecido a Harry Potter: las primeras películas son claramente infantiles y sin mucha profundidad argumental, pero a medida que avanza la saga, la historia se vuelve oscura y psicológicamente compleja. Un tanto de lo mismo le pasa a Avatar, y con el final de la primera temporada se podría decir que empieza lo bueno.

11851-avatar-the-last-airbender-avatar-the-last-airbender

Personalmente, disfruté muchísimo con la historia. Algunos capítulos de relleno se me hicieron un poco pesados, pero en su mayoría me proporcionaron un gran entretenimiento, e incluso derramé mis lágrimitas con algún que otro arco argumental. Es una trama para pensarla y reflexionarla, al mismo tiempo que se visiona con gran entusiasmo, debido principalmente a las escenas fantásticas de control de los elementos. A mí me encanta todo lo que tenga que ver con magia y fantasía, así que cuando los protagonistas aprendían a dominar el agua, el aire, la tierra y el fuego, me quedaba completamente encandilada con sus movimientos. Es que, en realidad, parecen danzar cuando se mueven, y se disfruta muchísimo viéndolo.

Por otro lado, posee algunos giros de los acontecimientos que dejan a una muy sorprendida. Se agradece cuando una serie te sabe engañar para después dejarte impactada. Además, las escenas de batallas y los enfrentamientos finales son para chillar y saltar de la emoción que te dejan en el cuerpo. Simplemente alucinantes, no me las podré sacar nunca de la cabeza.

Personajes

Avatar es una serie relativamente larga, con lo cual aparece una gran variedad de personajes protagonistas y secundarios. Aunque, claramente, existe un grupo, para mí, preponderante, compuesto por: Aang, Katara, Sokka, Toph, Zuko, Azula y Iroh. Así que, ahora, procederé como siempre y explicaré brevemente cada uno de ellos.

  • AANG por si os quedaba alguna duda, es el protagonista de entre los protagonistas. Aang se estrena en la serie con una personalidad infantiloide e ingenua, en el sentido de que no está preparado para asumir responsabilidades de adulto. Progresivamente experimenta una gran evolución (en la versión en castellano, incluso su voz cambia), y nos ofrece momentos maduros y muy lúcidos. Aang se deberá enfrentar a un gran reto: normalmente los Avatares pasan sus años de infancia y juventud perfeccionándose en el dominio de los elementos, y no es hasta la edad adulta que consiguen controlarlos por completo. No obstante, debido a la urgencia de la situación, Aang, que sólo sabe dominar el aire, deberá aprender el resto de elementos en escasos meses. Es interesante ir conociendo los secretos escondidos de la figura de Avatar, puesto que ni el propio Aang sabe en qué consiste su naturaleza.

Aang 1

  • KATARA Katara es uno de esos personajes que, en un inicio, cuesta bastante de pillar, pero al final, irremediablemente, la aprecias mucho e incluso la admiras. Ella podría definirse como esperanza. Es la única que cree en Aang y le anima a seguir con su misión. Se porta como la madre del grupo, y evoluciona a la par que el Avatar en cuestiones psicológicas y emocionales. En la primera temporada, Katara es una maestra del agua con dificultades para controlar su elemento, puesto que es la úncia que puede dominarlo en su tribu, el resto han sido atrapados y retenidos por la nación del fuego. Con lo cual, debe aprender por ella misma, y por eso al principio parece una inútil. Pero callará muchas bocas, muchas.

Katara

  • SOKKA es el hermano mayor de Katara, cuyo padre lo dejó a cargo de su pequeña hermana cuando partió para batallar contra la nación del fuego. Sokka no puede controlar el agua, y lucha con su boomerang. Se destaca especialmente por ser el payaso, literalmente, del grupo. Simpre está haciendo chistes malos y pensando en comida, y aunque al principio se pueda pensar de él que la gracia la tiene bastante metida en el culo, realmente te hace reír. Una de las escenas más divertidas de Avatar la protagonizan él y Momo, el lémur volador que los acompaña. A pesar de su carácter, es capaz de tomarse en serio las cuestiones importantes, y hace lo imposible por proteger a sus amigos.

Sokka

  • TOPH⇒ todos los personajes de Avatar están bien trabajados, pero Toph es una de las mejores. Toph es una maestra de la tierra ciega, cuyo talento de dominio es envidiable. A pesar de su impedimento físico, ella es capaz de comunicarse con la tierra de forma distinta, y sus pies, junto con su habilidad, se convierten en sus ojos. Se une al grupo para ser la maestra de Aang en el dominio de la tierra, y su personalidad es bastante grosera y ruda, como buena maestra de tierra. Nadie diría que en realidad es la hija de una familia acomodada del Reino de la Tierra.

Toph

  • ZUKO⇒ es un personaje algo controvertido. Lo que está claro es que encarna ese rol que a mí tanto me gusta, por el cual se desarrolla una dualidad entre el bien y el mal. Es decir, tal y como sucede en Shinsekai Yori, no existe algo tan ambiguo como la separación entre blanco y negro, pues entremedio se dibuja una extensa paleta de grises. Zuko me parece un personaje muy bien delimitado, cuyo objetivo en el elenco queda perfectamente aclarado conforme avanzan las temporadas. Si Toph me parecía un buen trabajo psicológico, Zuko no se queda atrás, pues probablemente sea el más complejo y el que deba tomar las decisiones más difíciles. Además, su pasado habla por sí mismo, y vemos claramente que la familia y el ambiente social que rodean a una persona influyen en su capacidad de razonamiento

Zuko

  • AZULA⇒ es la hermana de Zuko y la hija del señor del fuego Ozai. Se podría decir que es la antagonista principal de esta serie, y no está de más añadir que le falta un tornillo (o varios). Azula es la personificación de la crueldad, el sadismo y la manipulación. Y así de ancha me quedo. Azula persigue al Equipo Avatar por todo el reino de la Tierra junto a sus dos amigas Ty Lee y Mai. No le importa ser malvada con su hermano Zuko, ni tampoco se corta un ápice a la hora de enfrentarse a sus enemigos. Claramente, la princesa de la nación del fuego es un prodigio en el dominio del fuego, hasta su elemento da noticia de ello. A pesar de posicionarse como el contrapunto de los protagonistas, Azula es un personaje importantísimo en la historia y sin la cual nada tendría sentido, por eso este tipo de personalidades suelen ser importantes en historias de estas características

Azula

  • IROHqué difícil es quedarse con un solo personaje, y más cuando todos son tan buenos y tan bien logrados. El tío Iroh es el principal consejero de Zuko en su viaje para encontrar al Avatar. En la primera temporada, el príncipe de la nación del fuego es desterrado por su padre y obligado a vagar por el mundo en la búsqueda y captura del Avatar. En su viaje, le acompaña Iroh, su tío y general retirado con pocos honores. Posee una inteligencia y una sabiduría envidiables, es un tío agradable y muy abocado al porvenir de su sobrino Zuko. Parece muchísimo menos de lo que realmente es, y aunque pueda pensarse de él que sólo sabe hablar de tés y de Pai Sho, sorprenderá a la gran mayoría

Iroh

EN RESUMEN: como he mencionado al principio de esta sección, existe un amplio elenco en esta serie. Me he dejado muchos personajes secundarios, como pueden ser Appa y Momo, Suki, Yue, Ozai, Mei y Ty Lee, el padre de Sokka y Katara, los maestros Jeong Jeong, Pakku y Bumi, entre otros. Pero es obvio que no quería extenderme demasiado (a pesar de que ya lo he hecho). Sólo me queda decir que, tanto principales como secundarios, cada uno de ellos aporta su propio granito para hacer de ésta la gran serie que es. Dado que se compone de 61 capítulos, hay tiempo suficiente de ahondar en los personajes, y conocer sus experiencias de vida y sus cambios internos. En mi opinión, un elenco muy bien trabajado.

Música y animación

No me gustaría hacer de éste un post interminable, y ya estoy hablando demasiado. Por ello no me extenderé mucho más en este apartado, entre otras cosas porque ya sabéis que soy un poco cazurra en lo que a animación se refiere, ahora imaginarme hablando de diseños norteamericanos.

tumblr_nd7burJWQS1u0efrbo1_500

A mí personalmente, el diseño de personajes y exteriores me recuerda bastante a las típicas series de dibujos que veíamos de niños en canales como Fox Kidz, Cartoon Network y Nickelodeon. Evidentemente, se asemeja mucho más a la programación de Nickelodeon por ser una producción de la misma. Pero es el mismo estilo de trazo, y con animaciones parecidas. En mi opinión, lo más destacable son las escenas de acción, en las cuales dominan los elementos, como he tenido oportunidad de decir anteriormente.

La música acompaña muy acertadamente, y en este caso no existe un opening propiamente dicho, pero sí un ending. Con respecto a la banda sonora, las canciones evocan a tierras orientales, con lo cual me parece muy concorde al tipo de ambiente que la animación pretende crear.

Nota

Nota

Recomiendo Avatar: la leyenda de Aang a todo aquel amante de la fantasía y de la presencia de los cuatro elementos. También a aquellos que les fascina la aventura y la acción en una serie animada, y al mismo tiempo disfrute de una historia profunda y bien ligada que perfectamente podría trasladarse a nuestra historia.


Si habéis conseguido llegar hasta aquí, ¡estáis hechos unos máquinas! Y tal y como prometí a Umibe, entregaré galletitas de chocolate a todos los campeones que hayan leído esta entrada completa. Eso sí, serán dulces virtuales.

¡Muchas gracias por leerme!