Tópicos muy típicos: el romance (IV)

¡Os estoy malacostumbrando con un post diario! :D

MALENTENDIDOS

Después de pensarlo un poco, he decidido continuar con estas entregas de tópicos, me da la sensación de que tienen buena recibida. Hoy trataré un tema diferente a los anteriores (premio a la obviedad): los impedimentos y malentendidos en una relación amorosa.

Pensadlo. Si en un anime romántico, el amor entre ambos protagonistas fructificase sin problemas evidentes, la serie se iría al garete. Y es que, primero: no se ajusta a la realidad, porque los problemas existen, señores. Segundo: sería muy aburrido sin el salseo de turno.

De esta forma, os presentaré varias categorías, como es ya usual en mis entradas de tópicos, por las cuales los tortolitos se ven obligados a posponer su romance o experimentan problemas en su paraíso terrenal. Oops.

Como siempre, quién avisa no es traidor: si no habéis visto estos anime, probablemente encontréis spoilers, porque los malentendidos no surgen en el primer capítulo.


  • El tercero en discordia

Decidme, ¿qué sería un shôjo sin su correspondiente dosis de triángulos amorosos? Nada. Porque no hay prácticamente ninguna serie perteneciente a esta demografía que no introduzca a un foráneo para provocar una brecha en la relación. Y dos, y tres, e incluso cuatro si cabe (no miento, alguna de ellas, como Marmalade Boy, se pasa de lista y nos presenta a su pareja protagonista como unos Adonis). Pero eso ya es abusar. Aquí lo que nos ocupa es ese tercero que siempre aparece cuando los protagonistas acaban de jurarse amor eterno y, casualidades de la vida, cae enamorado/a de uno de ellos. Desencadenando episodios de celos, malentendidos, comeduras de cabeza, blablabla.

Kimi ga nozomu eien
Mitsuki, Takayuki y Haruka
Kimi ga nozomu eien

Estoy contenta de poner animes diferentes para no ser demasiado incisiva. Esta es la primera vez que menciono Kimi ga nozomu eien, un dramón con mayúsculas. La historia nos mete la tragedia por un embudo desde el principio: Takayuki y Haruka acaban de empezar a salir tras meses gustándose sin poder dirigirse la palabra. En una de sus citas, Haruka se encuentra esperando a Takayuki en plena calle, cuando de repente un coche la arrolla dejándola en coma en el hospital. Cuanto menos original, eso sí. La desgraciada de Haruka se pasa años en el hospital, mientras Takayuki rehace su vida con la mejor amiga de ésta: Mitsuki. Sin embargo, cuando la relación comienza a afianzarse, Haruka despierta sin ser consciente del paso del tiempo, creyéndose aún en la preparatoria y novia de Takayuki. Una pena para éste y sobre todo para Mitsuki, pues deberán fingir para no causarle daños cerebrales.

Peach girl
Momo, Touji y Sae
Peach girl

Ésta es una serie bastante particular, y famosa cabe decir. La vi hace muchos años cuando podía sintonizar Animax (sí, con doblaje en castellano), y tengo que admitir que me gustó. Aunque lo que recuerdo con más nitidez es a uno de sus personajes: Sae, un verdadero bicho malo. No he visto pécora más grande en el anime que ella. La pobre protagonista, Momo, se ve acosada por la que creía su amiga, pues ésta llega incluso a arruinarle la relación con su amor de toda la vida: Touji.

Kokoro connect
Arriba empezando por la izquierda: Iori, Inaba y Taichi / Abajo empezando por la izquierda: Yui y Aoki
Kokoro connect

Una de mis maravillas. Me encantó por su frescura y por su temática única (también por Inaban, personaje femenina adorable por donde las haya). Los miembros del club de investigación cultural experimentan una serie de fenómenos extraños que los llevarán hasta la cuerda floja. Iori, una auténtica genki girl, y el carismático Taichi están enamorados entre sí. Pero cuando la relación comience a establecerse, una cadena de sucesos se sumarán a la aparición de un tercero en discordia (que no revelaré porque así no será spoiler♥).


  • El que se las lleva de calle es un poco problemático

La segunda categoría podemos asociarla sin problemas al harem. Imagino que la mayoría estará familiarizado con el término, pero para los que no el harem es una temática en la cual la gran parte de los personajes se enamoran del protagonista. Podemos encontrar tanto casos en que el hombre sea el centro de estos enamoramientos en masa, como la situación contraria, que se conoce más comúnmente por el nombre de harem inverso.

Tal y como el nombre de esta categoría indica, aquí la complicación radica en el protagonista masculino que suele seducir a todo quisqui, buscándose problemas serios con la verdadera protagonista femenina. Esto no es difícil de percibir, pues se generan muchísimos malentendidos a raíz de estas circunstancias, y la gran parte de las veces, la culpa no la tiene el chico, sino alguna de sus múltiples acosadoras (aunque él está encantado, eso sí).

Nisekoii

Nisekoi

Nisekoi es un anime que se emitió en la temporada de invierno del año pasado, y gozó de muchísimo éxito. Yo, particularmente, no pude acabarlo. Y es que los harem me ponen un poco nerviosa, pues no me trago eso de que un tío normal y corriente atraiga a la totalidad de la población femenina cercana. Please. Aunque llegué a ver los suficientes capítulos como para saber las relaciones que se establecían entre ellos. Así, Raku se convierte en el centro de un pentágono amoroso, lo cual deriva a un sinfín de situaciones complicadas.

Zero no tsukaima

Zero no tsukaima

Zero no tsukaima es uno de los casos de harem más extremos que he visto jamás. Eso sí, me tragué absolutamente todas sus temporadas repletas de ecchi y harem a más no poder. ¿Cómo pude? Por la magia, así de simple soy. Saito es un truhán de los que ya no quedan, oiga. Porque se lleva de calle a todos los personajes femeninos que van apareciendo. Pues debe ser el hombre ideal, pensaréis. Nah, es un pringao’. Y como veis en la foto, le mola estar rodeado de pechos.

Inou battle

Inou battle wa nichijou-kei no naka de

En una de mis secciones de tópicos, concretamente en enamoramientos, os hablé de la amiga de la infancia sufridora, Hatoko. Pero ya entonces os apunté que este anime pertenece al mundo harem. Y es que, aunque Jurai sea un chuunibyou muy infantil, hasta las niñas de primaria caen rendidas hacia sus delirios. Parece, chicas, que con tal de que sean un poco amables hacia nosotras ya nos tienen metidas en el bolsillo. Más quisieran.


  • Traumas retrospectivos

Ay, los traumas. Las afectaciones psicológicas por sucesos del pasado con los que no se puede lidiar es algo bastante recurrente. Pueden referirse a cuestiones muy diversas entre sí: la muerte de un familiar cercano que les hace cerrarse en banda al afecto, o de una pareja a la cual aún aman, o la separación de unos padres que provoca una desilusión hacia todo lo que se relacione con el matrimonio. Y esto chicos yo me lo creo (en dosis justas, no nos pasemos). Porque sé de buena tinta que una complicación pasada puede repercutir en la forma de relacionarnos con las personas. Eso sí, no se puede justificar el maltrato psicológico o el menosprecio con este tipo de traumas. Never.

Natsuyuki rendezvous 2

Natsuyuki Rendezvous

Rokka personifica uno de los casos más significativos de los denominados traumas retrospectivos. Y si me permitís, lo suyo es bastante heavy. Perder al amor de tu vida, cuando no cuenta ni 30 años de edad, debe ser durísimo. Aún con todo, es un personaje digno de admiración, porque, a pesar del dolor que la pérdida le ocasionó, sigue esbozando una sonrisa. Muy adorable. Así, el problema radica en que se ve incapaz de superar la muerte de Shimao, y al mismo tiempo, de amar a otra persona.

Skip beat kyoko sad

Skip Beat!

El trauma de Kyoko, protagonista de Skip Beat!, es notablemente distinto al de Rokka, pero no por ello menos importante. La pobre chica está repleta de traumas: el abandono de su madre, lo cual implica verse obligada a vivir en casa de su mejor amigo, ausencia de figura paterna, no terminar los estudios, y por si esto fuera poco, tener que trabajar como una burra por su amor de infancia, el cual la desprecia y le rompe el corazón. Al no tratarse de un anime “serio“, estos traumas no afectan tanto al lector/espectador, porque quedan escondidos tras el sentido del humor de Kyoko. Pero ésta no puede volver a sentir amor hacia las personas, lo cual se convierte en una complicación en su carrera para convertirse en actriz.

Bokura ga ita

Bokura ga ita

Bokura ga ita gira en torno a los problemas que se ocasionan en una relación recién iniciada cuando uno de sus componentes aún se siente ligado a su fallecida ex-novia. Yano y Nanami se conocen en la preparatoria, y al poco tiempo comienzan a salir. Pero Yano no puede olvidar a Nana, la chica de la cual estaba enamorado profundamente, y que le dejó tras morir en trágicas circunstancias. Nanami tendrá que aprender a lidiar con esta realidad, e intentar hacerse un hueco en el dolido corazón de Yano.


  • Estándares sociales e impedimentos físicos

A menudo, los baches en las relaciones no vienen dados por terceras personas o por traumas dolorosos. A veces, las circunstancias se escapan del control de nuestros protagonistas, y sus razones para no poder estar juntos radican en normas sociales no escritas o en cuestiones puramente físicas. Para que lo entendáis mejor, las diferencias en el estatus económico sería una de las posibles brechas. La parte acomodada de la sociedad no vería con buenos ojos que un heredero de un gran linaje de empresarios se casara con una chica de recursos escasos. Ahí el impedimento.

Miki yuu

Marmalade Boy

Marmalade Boy tenía que salir por algún lado, si no estas entregas de tópicos no estarían completas. Como muchos sabréis, es el gran shôjo de Wataru Yoshizumi, una de las referentes más potentes de la demografía. La historia se inicia con un suceso bastante particular: los padres de Miki y de Yuu, nuestros protagonistas, se van a separar y casarse entre sí. Es decir, El padre de Miki con la madre de Yuu, y el padre de Yuu con la madre de Miki. Raro a más no poder, además de irreal, sí. La cuestión es que, en este ambiente familiar, los hijos se enamoran. No obstante, socialmente no sería aceptable que dos hermanastros (por parte de madre y padre, qué locura) saliesen juntos.

Full moon wo sagashite

Full moon wo sagashite

Mitsuki es la protagonista de este interesante manga de Arina Tanemura (otra diosa del shôjo). Tiene cáncer en la garganta, y su sueño es poder convertirse en cantante antes de operarse, pues corre el riesgo de perder la voz. Es en estas circunstancias que conoce a dos shinigami Takuto y Meroko, cuya tarea consiste en recolectar almas. En este caso, el impedimento es físico, pues un shinigami o espíritu es incapaz de vivir el amor junto a una humana.

Nota: si estáis interesados en esta serie, os recomiendo leer el manga.

Pretear

Pretear

En Pretear se origina una especie de relación amo-sirviente. Himeno descubre que es la salvadora de un mundo paralelo, algo así como la elegida. Para llevar a cabo su misión, contará con la ayuda de un grupo de chicos con poderes. Así que, siendo tantos, uno tenía que caer, ¿no? Efectivamente, se enamora de Hayate, aunque éste no quiere nada con ella porque no está permitido.


Pues nada chicos, ¡eso es todo en esta cuarta entrega! Como podéis comprobar hay muchos tópicos en el shôjo, y aún tengo más ideas, pero ya veremos como continua la cosa. Espero que os haya gustado, y animaos a comentar ^.^

¡Hasta más ver y gracias por leerme! 😀

Anuncios

8 comentarios en “Tópicos muy típicos: el romance (IV)

  1. Si el amor de los personajes de anime funcionase demasiado bien es obvio que nos aburriría 😄 Queremos ver salseo del bueno, como tú bien dices.
    Lo de Sae es otro nivel. La jodida hizo lo todo lo que pudo para meterse entre los protagonistas, y lo cierto es que sin ella el anime no tendría sentido: esta tía lo es TODO.
    La pareja que me ha venido a la mente en el grupo de estándares sociales ha sido la de Makino y Tsukasa. En lo que a impedimentos se refiere, no creo que conozca otra relación tan clara. La bruja de la madre de Domyoji los jodió a base de bien, a los pobres.
    Ah, Kyoko ❤ No sé en qué punto está el manga, pero espero que pronto acabe y así me reengancharé en el capi que me toca. Espero que se dé cuenta de que Ren está enamorado de ella y supere su trauma.
    PD: muerte a los harems.
    Besos

    Me gusta

    1. SALSEO ante todo!!!
      Ahora que he recuperado Peach girl del baúl de los recuerdos, me han entrado unas ganas terribles de volver a verla ajajjaja en japones, please. Y así confirmar que Sae es tan perra como la recuerdo 😄
      Es muy cierto lo de Tsukasa y Makino, la verdad es que iba a ponerla pero como hace poco hice la reseña he preferido poner animes que no hayan salido. Pero sí, la madre es muuuy bruja, yo la odié (en el manga los impedimentos son aún más obvios, por eso).
      El manga Skip Beat! está avanzadísimo, ya lleva más de 30 tomos. Y con decirte que el anime se queda en el 10 o así… Yo me he leído casi todos los capítulos que han salido, pero están bastante mal traducidos y voy a optar por comprármelo en inglés. Sin embargo lo disfruté mucho, pasan cosas muyyyy salseantes ❤
      Nota final: muerte a los harem y a los ecchi.

      Muchos abrazos, gracias por pasarte siempre! 😀

      Me gusta

  2. ¡Hola Kagura! Descubrí tu blog cuando te nominaron Jane y Umibe, y me encanta ❤ Tus entradas son de lo más divertidas, y esta sección me parece muy original ^^

    Normalmente yo tampoco soy mucho de harem, pero sí que ví Nisekoi. Aunque fue solamente por Chitoge, que es el único personaje que me gustó en todo el anime :/

    En la categoría harem inverso solo he visto Ouran High School Host Club, y he de decir que me encantó :3

    Con Zero no Tsukaima (demasiado ecchi para mí) y Peach Girl de verdad que no pude. Con Clannad no pienso ni intentarlo 😄

    También leí el manga de Marmalade Boy (¡cómo no leerlo, si ya es un clásico del shojo!) y me gustó un montón. Menos mal que al final Miki y Yuu no eran hermanos y pudieron ser felices. De lo contrario me hubiera dado algo T^T

    Estoy de acuerdo contigo en lo de Skip Beat: no lo parece, pero la historia de Kyoko es muy fuerte. El anime se quedó cuando empezaba lo bueno, tengo asi que tengo que leer el manga algun día 🙂

    Muchos besos ❤

    Me gusta

    1. ¡Hola guapi!

      Me alegro mucho de que te hayas animado a comentar, gracias por leerme ❤
      No puedo con el harem. Creo que el único que he visto y me ha gustado es Love Hina. Los harem inversos, si no son demasiado exagerados, suelen gustarme (Hiiro no Kakera o Akatsuki no yona son ejemplos, igual que Ouran, que es un amor de serie).

      Lo de Zero no tsukaima fue raro jajaja porque odio el ecchi pero mira, es uno de esos logros que solo se dan una vez en la vida 😄

      Marmalade Boy es mil veces mejor en manga que en anime. En el anime se inventaron de la misa la mitad y cuando lees el manga es mucho mejor! Tengo casi todos los tomos solo me falta el último 😛

      Skip Beat! es una serie buenísima, y que decir de Ren que es un amor de hombre!! Te animo a que te leas el manga, está bastante bien aunque llega un punto que las cosas se lían e introducen paja (lo que ocurre normalmente con las series tan largas). Pero mola! 😀

      Un besito muy grande, y espero verte por aquí más seguido! 🙂

      Me gusta

    1. Pues sí, en parte sí! Aunque no es demasiado exagerado, porque la trama romántica se centra realmente en uno solo (por suerte para Hak XD). Tengo que decir que algunos harem inversos resultaron imposibles para mí, como Kiniro no corda y Uta no prince-sama. Los tuve que abandonar, fueron demasiado ajajjaja

      Un besote guapísima! ❤
      PD: yo también amo AnY!!!!!!

      Me gusta

  3. Silvi

    Hola Kagura!!
    El ecchi para mí es infumable, sea la serie que sea. Lo que puedo soportar en cantidades no muy exageradas es un harem si la trama es medio entretenida/llevadera. Nisekoi no sé cómo conseguí terminarla si salían en cada capítulo más y más tías con promesas de llaves por doquier….al final, la serie en verdad es gore y formarán una secta satánica de La Llave (?)…me voy por las ramas.
    Lo que me ha dejado muy satisfecha son los harems inversos, estoy totalmente enamorada de las pocas series que he visto de este tipo: AnY, Kamisama, Ouran, etc.
    Luego lo de los traumas, es de los tópicos que más me pueden llegar a marcar en una serie y es que ami esas cosas me llegan mucho 😦
    Me sorprende mucho estas entradas prácticamente diarias ^^ refleja mucho del esfuerzo que dedicas al blog, en especial las de tópicos que me enamoran cada día más 😛 Además el nuevo diseño es ❤
    Besosss!!

    Me gusta

    1. Hola guapi, cuánto me gustan tus visitas ❤
      El ecchi es uno de los peores subgéneros que existen en el anime, de verdad. Lo último que medio-vi de este estilo fue Date a Live y mi cabeza iba a explotar (evidentemente no lo terminé, tanta teta por ahí se me hizo insufrible). Es que cuando se pasan con el fanservice…
      Opino como tú en cuanto al harem, el problema es que el protagonista suele ser un idiota sin ningún rasgo destacable que, por algún motivo desconocido para mí, las seduce a todas. Eso es irreal, no se lo cree ni el que lo ha escrito.
      Ay, Nisekoi jajaja yo no pude, al final lo dejé porque tantas tías con un soso como Raku no me entraba en la cabeza 😄
      Y como he dicho en el comentario anterior, los harem inversos sin exageración molan 😀

      Me siento ya una pesada diciéndotelo, pero te agradezco mil tus comentarios y tus ánimos, ojjjj ❤
      Besotes!

      Me gusta

¡Gracias por vuestras opiniones!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s